Pekecha
Creatividad digital

Síguenos en:

Pekecha

Pekecha / Marketing Digital  / Aciertos y algún desacierto en campañas de marketing virales a través de las redes sociales
Aciertos y algún desacierto en campañas de marketing virales a través de las redes sociales

Aciertos y algún desacierto en campañas de marketing virales a través de las redes sociales

Lograr que una campaña se viralice es el sueño de todas las marcas. No sólo logra generar más  tráfico, si no que, bien ejecutado puede ser una herramienta muy poderosa para afianzar la marca y aumentar el engagement con la comunidad.  

Hoy os queremos presentar 5 campañas que consiguieron dar con la tecla mágica de la viralidad con resultados muy positivos. Bueno… en casi todos los casos. ¡Vamos a descubrirlas!

Campañas de marketing virales: 4 éxitos y 1 error

“Feel Good”: la campaña de Kleenex en Facebook

Aunque es del 2011, esta campaña de Kleenex, la marca de pañuelos de papel, sigue muy vigente, ya que es el ejemplo perfecto de cómo realizar una campaña viral y efectiva en redes sociales sin contar con un presupuesto millonario.

Basándose en el factor de que mucha gente utiliza las redes sociales para quejarse y haciendo uso de la hipersegmentación de Facebook, rastrearon los perfiles de usuarios que habían actualizado su estado comentando que se encontraban resfriados o a punto de estarlo. Una vez localizados, seleccionaron a 50 usuarios y les hicieron llegar un paquete especial con productos de la marca, deseándoles una pronta recuperación. Una manera sencilla y eficaz de llegar directamente a tu público objetivo.

Con esta simple acción lograron una gran repercusión en redes sociales, consiguiendo que los 50 seleccionados compartieran sus fotos agradeciendo a la marca la preocupación por ellos y mostrando su sorpresa ante una acción tan original. Un ejemplo perfecto de cómo conectar con tu público y lograr el tan ansiado engagement.

Las campañas navideñas de WestJet

WestJet es una aerolínea canadiense que lleva unos años creando campañas navideñas que suelen convertirse en fenómenos virales, mezclando lo offline con lo online.

La más conocida es la del 2014, en la que crearon una especie de portal interactivo en una terminal del aeropuerto de Toronto. A través de unas pantallas los pasajeros podían hablar con un Papá Noel virtual y hacerle llegar sus deseos para Navidad. Desde los típicos calcetines, hasta tablets y cámaras, niños y adultos fueron pidiendo sus regalos.

La sorpresa llegó cuando aterrizaron y llegaron a la zona de recogida de equipajes. En lugar de maletas, los viajeros se encontraron con un paisaje navideño y por las cintas transportadoras empezaron a llegar los regalos que habían pedido

Más recientemente, en las navidades de 2017, WestJet estuvo compartiendo en Facebook las sorpresas que dieron a sus usuarios durante 12 días. Desde actuaciones musicales en pleno vuelo, hasta un cuentacuentos con orquesta en directo en una terminal. Bajo el lema “12 vuelos navideños”, WestJet se apuntó otro tanto a la hora de crear conexión y “amor” por una marca.

Oreo y el apagón de la superbowl

La marca de galletas Oreo siempre se ha caracterizado por su publicidad ingeniosa y potente, llegando de manera muy positiva al público y generando una gran conversión en redes sociales. Con este ejemplo, además, vemos la importancia que tiene la inmediatez y el saber reaccionar rápidamente ante una situación inesperada.

Antes de comenzar el tercer tiempo del partido de la Superbowl del 2013 se produjo un apagón en el estadio que retrasó el inicio durante más de media hora. En ese momento las redes sociales, y sobre todo Twitter, se convirtieron en un hervidero de usuarios comentando el desastre. ¿Qué hizo Oreo? Publicó este tweet:

Campañas de marketing virales: 4 éxitos y 1 error - Oreo y el apagónTraducción: “¿Sin electricidad? No hay problema…. Puedes remojarla en la oscuridad”

Aquí Oreo hace un juego de palabras con “dunk”, que significa por un lao “remojar” o “bañar”, y por otro es el nombre de un tipo de jugada deportiva. El tweet rápidamente se hizo viral y fue compartido más de 15.000 veces.

Este es un ejemplo perfecto de que la capacidad de reacción y la inmediatez son imprescindibles, sobre todo en una red como Twitter. Y que no hacen falta grandes medios para crear una publicidad ingeniosa y viral.

“Amo a Laura”

Esta campaña de 2006 está considerada como una de las primeras dentro del mundo del internet hispano, y mucha gente aún la recuerda como una de las más divertidas.

Con youtube recién aterrizado en nuestras vidas, muchos empezamos a recibir en nuestros correos enlaces que nos llevaban a un video de un grupo llamado Los Happiness. Dos chicas y dos chicos repeinados y vestidos de madera modosita cantaban en “Amo a Laura” sobre la abstinencia sexual y las maravillas de esperar hasta el matrimonio.

El video, aparentemente, formaba parte de la campaña “Por una juventud sin mácula” de la ficticia Asociación Nuevo Renacer. En realidad se trataba de una campaña creada por MTV España, para celebrar su llegada a nuestro país, pero muchos aún recordamos nuestra cara de estupefacción e incredulidad cuando vimos el video por primera vez.

Esta campaña fue tremendamente exitosa y se viralizó de tal manera que llegó a aparecer en los medios de comunicación de masas, tanto escritos como audiovisuales. Y no olvidemos que estábamos en 2006…

Campaña de Loewe Oro Collection

El de Loewe es el ejemplo perfecto de campaña que se hace viral, pero no por los motivos que la marca hubiera deseado.

En el 2012 lanzaron una campaña para presentar su nueva línea de bolsos. En un intento de llegar a la gente joven, compartieron un vídeo en el que chicos y chicas posaban con los bolsos y hablaban de lo que la marca significaba para ellos.

Sin embargo no obtuvo los resultados esperados. Para empezar, la juventud no se sentía representada en el anuncio, ya que los participantes en el vídeo eran en su mayoría hijos de famosos y de personalidades destacadas. Además, encontraron ridículo que quisieran acercar la marca a la gente joven, cuando en realidad sus productos eran inaccesibles para la mayoría por su alto precio.

Todo esto provocó la viralización de la campaña, pero a costa de reírse de ella y ridiculizarla. Incluso se llegaron a crear parodias del video original que fueron compartidas a través de YouTube y otros medios.

Hasta aquí nuestra selección. Como veis, la viralidad no sigue unas reglas fijas, y muchas veces puede venir de la mano de las acciones más sencillas.

Y recordad que si estáis pensando en poner en marcha una campaña de este tipo pero no sabéis muy bien cómo, podéis contar con la ayuda de un profesional que os ayudará y guiará en todo este proceso.

Pin It on Pinterest

Share This