Campañas de Neuromarketing exitosas: ejemplos y características
Pekecha
Creatividad digital

Pekecha

Pekecha / Marketing Digital  / Campañas de Neuromarketing exitosas: ejemplos y características
Campañas de Neuromarketing exitosas: ejemplos y características

Campañas de Neuromarketing exitosas: ejemplos y características

El mundo ha cambiado, cambia y seguirá cambiando, y nosotros con él como respuesta inexorable: resiliencia en estado puro.
El marketing, como no puede ser de otro modo, no es ajeno a esta realidad (y menos mal), por lo que debe introducir todos esos cambios.

Ya hemos entendido la relevancia de invertir en marketing digital en todos los sectores, más allá de del de turismo y moda, que fueron prácticamente los primeros en entenderlo. Pero, además de estos cambios en el mercado, el conocimiento científico también lo hace y con ello la posibilidad de entender con mayor profundidad el comportamiento de compra del consumidor:

¿Cómo funciona nuestra cerebro para llegar a una decisión de compra?, ¿ante que estímulos responde? y, lo más importante ¿existe algún elemento que, sin saberlo, está afectando a esa toma de decisión? Es aquí donde aparece el neuromarketing.

El neuromarketing se basa en la biometría; la medición de emociones para comprender la parte más subconsciente de nuestro cerebro. Si conocemos ese subconsciente, podemos adelantarnos al comportamiento del consumidor y, con ello, generar campañas más efectivas a nivel de ventas. Puede sonar aterrador pero no se trata de desprogramar al consumidor sino de conectar con él al nivel más profundo de su naturaleza. No es lógica; es ciencia y es el neuromarketing la disciplina encargada de llevarla al marketing.

Existen principalmente tres vertientes:

  • Neuromarketing kinestésico (olfato, tacto y gusto).
  • Neuromarketing visual.
  • Neuromarketing auditivo.

Campañas de neuromarketing

Nueromarketing Kinestésico (olfato, tacto y gusto):

Un ejemplo del uso del tacto en una campaña es el realizado por esta empresa de comida rápida sudafricana.

Querían publicitar que contaban con menús en braille y, qué mejor modo de hacerlo, que dirigirnos directamente a nuestro target. Para ello, enviaron a los principales centros de ayuda para invidentes del país 15 hamburguesas con mensajes escritos en braille en los panes. Valiéndose de la disposición de las semillas de sésamo se conformaban mensajes como “Hamburguesa 100% de ternera hecha para ti”, es decir, leían su menú: el objetivo principal de su campaña, publicitar su menús en barille.

Wimpy explicó que buscaban que aquellas personas que sólo pueden saborear su comida también pudieran verla.
En este caso, el tacto se utiliza en un sentido estrictamente literal: es el sentido necesario para comunicar el mensaje. No se utiliza para generar una sensación sino como medio para entregar el mensaje.

Con esta campaña se genera, además de la atención de los invidentes, engagement de los clientes ya asiduos, que se apegan aún más a una marca comprometida con responsabilidad social.

Neuromarketing Visual

McDonalds

Campañas de Neuromarketing exitosas- McDonalds

Para publicitar que la cadena iba a abrir hasta la madrugada, se lanzó una campaña visual. Para ello, crearon estructuras metálicas iluminadas que representaban imágenes icónicas de la marca como el McFlurry, una hamburguesa o un pack de patatas fritas. A esas estructuras luminosas se les realizaron fotos desenfocadas durante la noche. Es aquí donde entra el neuromarketing ya que el cerebro unía mecánicamente los puntos de luz inconexos y construía las icónicas imágenes de la cadena. Es el mismo mecanismo por el cual completamos una palabra aunque le falten letras. Se trata de jugar con la capacidad innata del cerebro de cubrir espacios sin información. Acompañado de que la imagen es de noche, el mensaje había sido enviado e interpretado correctamente.

Puma

Puma lanzó una campaña dirigida a mujeres bajo el lema “Do you” que te incita a ser tu misma. Para ello tuvieron en cuenta varias vertientes del neuromarketing.

Por una parte, el juego de palabras. Consiste en utilizar el verbo hacer en inglés (do) y el sujeto tú (you) como si de una actividad se tratase, generando un impacto mental. Es una rebelión contra el “haz esto…” o “haz lo otro…”, un haz lo que tú quieras hacer; sé tú misma. El mensaje resulta muy efectivo en inglés por lo que se mantuvo en dicho idioma a nivel mundial y muestra la fuerza de las palabras cuando se les da una vuelta de rosca.

Por otra parte, los reportajes fotográficos de la campaña aplicaron los resultados obtenidos en estudios científicos que apuntan a que las mujeres, marcadas por su rol ancestral de cuidadoras que debían estar atentas al entorno, cuentan con mejor visión panorámica y prefieren diversidad de elementos. Eso fue lo que aplicó Puma, imágenes panorámicas con fondos llamativos y variedad de productos de la marca en la imagen.

Patrón

Campañas de Neuromarketing exitosas - Patrón

Patrón es una marca de Tequila que también decidió echar mano del neuromarketing para la siguiente campaña valiéndose, en concreto, del hipocampo.

El hipocampo es donde se localiza principalmente la actividad neuronal relacionada con la predicción y comparación. Este es el mecanismo que entra en juego en esta campaña y que, está demostrado, funciona especialmente si la palabra que se cambia es el final de la frase. ¿La razón? El cerebro reconoce una secuencia y la completa pero, al ver que no es como esperaba -esa presica discordancia- capta la atención del sujeto. Patrón lo aplicó en la frase “Practice makes perfect” y lo sustituyó por “Practice makes Patrón”.

Neuromarketing Auditivo y visual

Volkswagen

En 2011 la marca alemana quiso concienciar, una vez más, de la importancia de evitar distracciones al volante. La campaña para tal fin la desarrolló en cines y para ello se valió de la omnicanalidad.

Antes de proyectar la película se reproducía una anuncio en el que un coche conducía por una carretera en línea recta. Durante la reproducción del mismo y, simultáneamente, se envió un SMS a todos los presentes en la sala que, sin dudar, cogieron sus móviles para leerlo. En ese intersticio en el que apartan la mirada de la imagen, un estruendo los conmociona y vuelven la mirada a la pantalla, ahora sí, donde se muestra un coche tras haber sufrido un accidente

Es una campaña de efecto con elementos visuales y auditivos que llegan a lo más profundo del cerebro generando una huella profunda y activando todas las alarmas primitivas del ser humano que lo llaman a la supervivencia.