¿Por qué debería incorporar una newsletter en mi plan de marketing?
Pekecha
Creatividad digital

Pekecha

Pekecha / Marketing Digital  / ¿Por qué debería incorporar una newsletter en mi plan de marketing?
¿Por qué debería incorporar una newsletter en mi plan de marketing?

¿Por qué debería incorporar una newsletter en mi plan de marketing?

Se calcula que de media una persona revisa su correo electrónico unas 77 veces al día. Y este es, sin duda, un gran motivo por el que incorporar una newsletter al plan de marketing de tu proyecto. Pese a su antigüedad, siguen siendo una de las herramientas que más usan marcas y medios para interactuar con su comunidad. Pero, ¿cuál es el motivo de su popularidad?

¿Qué es una newsletter?

Los boletines de noticias son publicaciones que envía periódicamente una marca por correo electrónico a aquellos que previamente se han suscrito a través de un formulario. Se trata de  una herramienta de e-mail marketing: estrategias para lograr la interacción entre marcas y clientes vía e-mail. A menudo suelen confundirse con el mailing o emails promocionales pues estos también usan el correo electrónico como forma de acercarse a los clientes. La diferencia está en que mientras que el mailing tiene un propósito totalmente publicitario, el contenido de las newsletters es eminentemente informativo. Entre otras cosas pueden contener novedades de la marca y otros temas relevantes relacionados con la misma. Por lo tanto, su objetivo principal no es vender sino crear un vínculo emocional con los clientes.

¿Qué ventajas aporta una newsletter?

¿Por qué debería incorporar una newsletter en mi plan de marketing? ¿Qué ventajas aporta?

Tú tienes el control

Si analizamos las preferencias de los usuarios para acceder a información son tres los lugares que destacan: el buscador de Google, las redes sociales y el correo electrónico. Por lo tanto, los emails son un nicho de mercado más. La diferencia está en que: mientras que en Google y las redes sociales que tu mensaje llegue a la audiencia depende de sus algoritmos o lo que inviertas en SEM y social ads; un boletín de noticias llega directamente al buzón de tus clientes y cumplir tu objetivo depende de tu capacidad para aportarles algo que lo diferencie y quieran seguir leyendo.

Mensaje duradero

Aunque el mensaje en redes sociales acabe alcanzando a tu audiencia, la información compartida cada minuto a través de ella provoca que, al poco tiempo, desaparezca entre la avalancha de nuevas publicaciones y comentarios. Sin embargo, la vida del correo electrónico es mucho menos efímera, a esto hay que sumarle la posibilidad que este entorno más íntimo nos brinda de guardarlo para más tarde o incluso reenviárselo a un amigo

Relación bidireccional 

Los clientes han accedido voluntaria y conscientemente, mediante la suscripción, a que esa información les llegue a su bandeja de entrada. Por lo tanto, sabemos que esas personas están verdaderamente interesados en nuestros contenidos o productos, no saturamos a nadie ni invadimos su privacidad, sino que la relación entre el remitente y el destinatario es respetuosa y bidireccional. Esto nos ayuda a crear relaciones a largo plazo con nuestros suscriptores y conseguir fidelizarlos más tiempo.

Más proximidad

La base de datos de tus seguidores en redes sociales no te pertenece. No tienes forma de comunicarte con tus fans de manera individual. Con el email sí puedes. Una newsletter nos brinda la posibilidad de establecer una comunicación más cercana con la audiencia. La comunicación por medio del email es de tú a tú y la conexión que genera solamente es superada por los encuentros cara a cara. Este es uno de los motivos que hacen que sea el entorno adecuado para hacer branding: conectar con tus suscriptores mostrando los valores de tu negocio. 

Permite conocer mejor a nuestros clientes más fieles

Por medio de los boletines podemos obtener datos muy valiosos sobre nuestros usuarios como el número de correos abiertos, la cantidad de links pulsados o la hora en la que más acuden a los contenidos. Extraer este tipo de informaciones y estudiar su evolución en el tiempo ayuda a saber los temas que más le interesa a nuestro cliente y el mejor momento del día para acercarnos a él. Esto nos sirve para conseguir un perfil mejor de nuestro buyer persona a la hora de crear nuevos productos o lanzar campañas publicitarias

Conversión más fácil

Aunque el propósito de una newsletter no sea la venta, sí que contribuye en gran medida en la misma. El haber generado esa relación de confianza con tus suscriptores te permitirá que sea más fácil dirigirlos a tus objetivos de conversión. El boletín de noticias es uno de los canales de obtención de tráfico en tu web y, además, estos visitantes son más interesantes puesto que han expresado de forma consciente, al haberse suscrito anteriormente, su interés por tu marca.

Bajo coste

A pesar de que se tienen que dedicar recursos y tiempo para obtener buenos resultados, la newsletter supone un gasto mucho más reducido en comparación a otras herramientas de marketing. Esto hace que el retorno de la inversión esté prácticamente asegurado.

Recomendaciones para elaborar una buena newsletter

Recomendaciones para elaborar una buena newsletter

Tono cercano 

Para evitar que el usuario perciba nuestra newsletter como publicidad y pierda el interés tenemos que cuidar el tono del mensaje. No tiene que parecer otra marca tratando de hablar con él para venderle algo, sino un amigo que le envía un correo con información valiosa y personalizada. Por eso, aunque empezaron siendo un elemento totalmente automatizado, la clave para acceder ahora a los clientes está en tratar de eliminar todo rasgo de esa automatización y evitar informaciones duplicadas de nuestra web. Por lo tanto, debemos concebir los boletines como un producto independiente y aunque sea elaborado por un experto en la materia la estructura debe ser clara y directa,  y siempre contado con un tono de familiaridad, más cercano que la información difundida en nuestra web.

Condensa y simplifica

El diseño también jugará un rol determinante, lo más acertado es apostar por la simplicidad para facilitar la lectura al usuario. Es fácil caer en la tentación de incluir toda la información con la que contamos en una newsletter: noticias, novedades de productos, las mejores publicaciones en redes sociales de la semana, etc. Sin embargo, como bien es sabido, lo bueno, si breve, dos veces bueno. Por este motivo antes de empezar a redactar tu boletín tienes que haber definido claramente su objetivo y estilo. Además, es recomendable establecer un rango (máximo y mínimo) de contenidos que podrá incluir.

Contenido con valor 

Nuestros suscriptores han confiado en nosotros “abriéndonos la puerta” a uno de sus entornos más personales. Por eso debemos aportarles un producto que esté a la altura de sus expectativas. Cerca del 90% de las consultas en buscadores tienen como fin dar respuesta a una duda. Tenemos que aplicar este mismo porcentaje a nuestro boletín restringiendo el contenido promocional únicamente al 10% del total. El resto debe responder a una función didáctica, informativa o de entretenimiento. 

Periodicidad adecuada y constante

Otro modo de no perder la confianza y atención de nuestros suscriptores es establecer una periodicidad regular de envíos que sea suficiente para generar un hábito, pero no tan regular como para que acabe siendo percibida como spam. Establecerla dependerá del objetivo que persigamos con nuestras comunicaciones y la cantidad de contenido útil que seamos capaces de producir.

Formatos más atractivos para el usuario

Cuando se piensa en un email lo que viene a la mente es texto, links y, con suerte, imágenes. Sin embargo, todos los estudios de consumo apuntan a que el vídeo es el formato en el que más tiempo invierte y por el que más interés muestran los usuarios. Por este motivo, es necesario que lo incorporemos, en la medida de lo posible, a nuestros boletines. No obstante, algunos clientes de correo como Gmail u Outlook pueden darnos problemas a la hora de reproducir un vídeo insertado. Por ello, una buena alternativa es crear una imagen estática con un botón de “play”.

Además, también se puede optar por GIFs o gamificaciones con las que el usuario pueda interactuar. Otra buena idea para resultar más atractivo es colaborar y recoger otras voces de tu sector o bien agregar a nuestro boletín contenido generado por usuarios.